Terapia de Reposición de la Testosterona: Todo lo que quieres saber

Conforme avanza nuestra edad, es normal que los niveles de testosterona se reduzcan gradualmente.

Aunque eso supone la aparición de distintos problemas en mujeres y hombres, son estos últimos los que sufren más los cambios, ya que de forma natural poseen unas veinte veces más testosterona que las mujeres.

Entre 4 y 5 millones de hombres en Estados Unidos han declarado que sufren los efectos provocados por un nivel bajo de testosterona.

Si padeces un nivel de testosterona insuficiente, existe un medio para volver a elevarlos siguiendo la Terapia de Reposición de la Testosterona

Si padeces un nivel de testosterona insuficiente, existe un medio para volver a elevarlos siguiendo la Terapia de Reposición de la Testosterona, o TRT.

A veces esta terapia la recomienda un médico, mientras que, en otros casos, la gente decide seguirla porque sienten que sus niveles son bajos.

 

Las formas más habituales de reponer la testosterona son:

– Suplementos que potencian la creación de la hormona (lee mi artículo sobre los suplementos que ayudan a elevar el nivel de testosterona).

– Esteroides y prohormonas.

– Terapia de Reposición de la Testosterona.

 

Si crees que aumentar tus niveles de testosterona puede beneficiarte, este artículo te va a ayudar. Hablaremos sobre los tipos de terapias disponibles, las ventajas e inconvenientes de utilizarlos, y la forma en la afectan a los hombres.

¡Sigue leyendo para que todas tus preguntas encuentren respuesta y descubrir si la terapia de reposición de la testosterona es adecuada para ti!

 

¿Qué incluye la Terapia de Reposición de la Testosterona?

La presencia de esta hormona en hombres se sitúa entre los 300 y los 1000ng/dL. Aunque esta variación puede parecer grande, el rango exacto depende de la fuente que se utilice. Cuando el nivel de un hombre cae por debajo del valor mínimo, padece una dolencia llamada hipogonadismo.

Algunas personas eligen combatir los niveles bajos tomando suplementos para potenciar de forma natural la producción, mientras que otros deciden seguir una terapia que implica el uso de testosterona sintética.

Aunque se necesita investigar más acerca de la seguridad del tratamiento de reemplazo, los médicos y científicos normalmente consideran que el tratamiento merece la pena.

Con tantos hombres luchando contra los bajos niveles de testosterona, la industria relacionada con su tratamiento ha experimentado un alza en el éxito de sus resultados, gastando los hombres más de $1.6 billones de dólares al año solo en los Estados Unidos.

La reposición de testosterona se hace normalmente a través de inyectables, pastillas y parches, de posología oral o tópica, en geles y cremas. Aunque esta hormona es un esteroide anabólico, los que siguen estos tratamientos no usan las dosis tan altas que se emplean en fisioculturismo, o atletas que buscan mejorar su cuerpo y habilidades.

La terapia de reposición de la testosterona se realiza bajo la supervisión de alguien con formación sanitaria y se utiliza para elevar los niveles para que sean normales.

 

¿Cuáles son los síntomas de un nivel bajo de testosterona?

Conforme los hombres envejecen, es normal que los niveles de esta hormona les bajen entre un 0.4% y un 2.6% cada año. Esto es normal, pero si los niveles caen por debajo de 300ng/dL puede ser necesaria una intervención médica profesional.

Es un problema común que afecta al 20% de los hombres por encima de los 60 años, y al 30% de aquellos que superan los 70.

Es un problema común que afecta al 20% de los hombres por encima de los 60 años, y al 30% de aquellos que superan los 70.

 


Aunque los niveles de testosterona concretos solo se pueden determinar a través de análisis de sangre, los hombres que los padecen normalmente sufren estos síntomas:

– Problemas sexuales, incluyendo libido baja, disfunción eréctil y bajo recuento de espermatozoides.

– Cansancio.

– Pérdida de pelo corporal/facial.

– Depresión e irritabilidad.

– Bochornos.

– Baja calidad muscular.

– Incremento de la grasa corporal y de peso.

– Insomnio.

– Cambios bruscos de humor.

 

¿Qué opciones tenemos en las Terapias de Reposición de Testosterona?

Existen diferentes opciones a la hora de elegir nuestro tratamiento según nuestras necesidades individuales. No es una opción barata, y según Men’s Health, puede costar hasta $10,000 cada año. Sin embargo, los pacientes a menudo consideran que los beneficios merecen la pena.

A continuación, enumeramos las distintas terapias de reposición de testosterona:

1. Soluciones tópicas. Incluyen aquellos productos aplicados sobre la piel, como geles, parches y cremas. Es la terapia favorita para muchos hombres que no quieren agujas o tratamientos invasivos. Generalmente, estas terapias se pueden aplicar en casa, lo que ahorra tiempo, ya que no hace falta pedir cita al médico.

A pesar de los beneficios de las soluciones tópicas, también tienen inconvenientes. Por lo general, la testosterona no se absorbe tan bien a través de la piel como en inyectables, así que no es tan efectiva.

Asimismo, pueden ser una molestia al tener que aplicarlas todos los días y se tienen que evitar zonas que se pongan en contacto con otras personas. Las mujeres y los niños tienen un riesgo especial si se exponen a las soluciones tópicas, por lo que los hombres tienen que vigilar no dejarlas al alcance de los niños y que no toquen la piel donde se hayan usado geles o parches.

2. Inyecciones. Los inyectables de testosterona por lo general se aplican una vez cada 1-3 semanas, necesitando así un mantenimiento menor. Se puede ir a la consulta del médico para recibir la inyección y luego seguir con tu vida normalmente hasta la siguiente cita.

Como no hay que adivinar cuánto se absorbe, los médicos pueden saber con exactitud la dosis introducida en el cuerpo, haciendo posible su ajuste preciso según sea necesario.

Aunque sin duda es el método más fácil de potenciar la hormona, la investigación ha demostrado que no es tan seguro como la aplicación tópica, ya que se han relacionado con problemas cardíacos, ingresos hospitalarios, y muerte.

Además, son más desagradables para quiénes odian las agujas y pueden provocar dolor e irritación en la zona del pinchazo.

3. Tratamiento oral. Este tipo de tratamiento no está disponible actualmente en Estados Unidos, ya que sus riesgos son más elevados y puede provocar problemas de hígado.

Por lo general, los hombres que toman tratamientos orales poseen un parche en su boca, lo que tiene distintos riesgos, como enrojecimiento bucal, hinchazón y dolor. A menudo, los parches orales se pueden soltar al comer, y eso causa mucha incomodidad.

Se puede también usar un método alternativo natural, las pastillas potenciadoras de testosterona llamadas Testogen: puedes leer más acerca de ellas aquí.

 

¿Por qué llevar a cabo una Terapia de Reposición de Testosterona?

Muchos hombres afirman que sus vidas han mejorado significativamente después de comenzar una terapia de reposición de testosterona, y dicen que experimentan los siguientes beneficios:

– Mayor fuerza.

– Una mejora en la masa muscular.

– Mejor humor, mejor depresión.

– Corrige la anemia.

– Mejora el rendimiento sexual.

 

Los investigadores a menudo informan de que la terapia de testosterona puede ayudar a curar la disfunción eréctil, mejorar la función de la vejiga, y limitar los efectos físicos de la edad. Los hombres que sufren de depresión y cambios bruscos de humor pueden ver una mejora notable tras la terapia.


¿Cuáles son los riesgos de seguir una Terapia de Reposición de Testosterona?

Como con cualquier procedimiento médico, estos tratamientos tienen algunos riesgos, como:

– Afecciones de la piel, como acné.

– Problemas respiratorios, como la apnea.

– Coágulos sanguíneos.

– Problemas cardíacos.

– Crecimiento mamario.

– Problemas de infertilidad.

– Crecimiento de la próstata.

– Testículos empequeñecidos.

Generalmente, los investigadores afirman que los hombres que experimentan un inicio tardío de la disminución de la testosterona no tienen que preocuparse de un aumento de la próstata tras el TRT.

Sin embargo, algunos estudios establecen que hay una relación entre la terapia y el cáncer de próstata. La terapia de reposición también puede empeorar problemas existentes, como la apnea del sueño.

Aunque algunos de estos riesgos pueden ser temibles, es importante tener presente que los médicos normalmente consideran que los beneficios son mayores que los posibles efectos secundarios.


¿Creen los hombres que la Terapia de Reposición mereció la pena?

La mayoría de los hombres que han realizado la terapia consideran que merece la pena, aunque otros se sienten decepcionados por los pocos resultados logrados. En algunas opiniones de hombres leemos que han podido apreciar una diferencia en su fuerza y masa muscular en los primeros seis meses de tratamiento.

Otras reseñas advierten a los hombres que no deberían tener las expectativas muy altas con los resultados, pues pueden no ser obvios. Un hombre afirma que el tratamiento le revirtió la pérdida de fuerza y energía que sufría. Los que sufren efectos secundarios, como empequeñecimiento testicular, a pesar de ello informan que el tratamiento les ayudó a dormir mejor y a tener más energía y motivación.

Como regla general, los hombres están satisfechos con los resultados de estas terapias. Un estudio que incluye hombres de más de 69 años reveló que todos los participantes se sintieron mejor tras haberla realizado.

Si tus síntomas pueden indicar un nivel bajo de testosterona, es importante hablar con un profesional médico, el cual te podrá realizar los análisis de sangre que muestren tus niveles, y decidir así si hay que actuar.

Si realmente sufres de un nivel bajo de esta hormona, puedes usar métodos naturales, o seguir una Terapia de Reposición de Testosterona. Es importante que te informes y resuelvas cualquier duda que puedas tener en relación a las distintas terapias y sobre cómo pueden afectar a tus afecciones actuales.

Hay que sopesar con cuidado los beneficios de cada tratamiento y decidir si exponerte a los riesgos merece la pena.

Las terapias de reposición de la testosterona son una opción excelente para aquellos que sufren bajos niveles de la hormona y sus síntomas. ¡Habla con tu médico sobre ellas y cuál te va mejor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 9 =